¿Por qué mi campaña de Google Ads no funciona?

Google te lo pone muy fácil para que abras tu cuenta de Ads y empieces a crear tus primeras campañas: te regala un cupón para los primeros clics, te ofrece un montón de recursos para que aprendas a manejar tu cuenta, puedes contactar con su asistencia técnica para pedirles ayuda… Pero es más que probable que, a pesar de todo, a ti no te salgan los números. 

Si alguna vez te has preguntado: ¿por qué mi campaña de Google Ads no funciona? Continúa leyendo, porque vamos a enumerar los 6 errores más comunes al crear una campaña de Google Ads.

 

mi campaña de Google Ads no funciona - portada

 

1. Página de destino no relacionada con el anuncio

Imagina que estás buscando un modelo de zapatilla de running, de una marca concreta y de tu número. En los resultados de tu búsqueda ves un anuncio que encaja a la perfección con tu consulta; ¡genial! tienes muy claro lo que quieres y en tan solo unos clics podrás finalizar tu compra. Pero al hacer clic te das cuenta de que el anuncio te ha dirigido a una página genérica de zapatillas, y ni siquiera está la marca que buscabas.

Esto es lo que se conoce como un error de discordancia o disonancia, ya que lo que encuentra el usuario al hacer clic no se corresponde con lo que prometía el anuncio. Es un fallo más habitual de lo que parece, sobre todo cuando creas una campaña de Google Ads cuyo objetivo es aprovechar al máximo las palabras clave con más búsquedas.

Aunque a priori no lo parezca («Si el usuario ve otra zapatilla, le vale y cuela…»), esta práctica es negativa tanto para el que busca como para el anunciante. Por su parte, el que busca se frustra por no obtener el resultado esperado, y el anunciante gasta parte de su presupuesto en clics de baja calidad. La experiencia del usuario en página que Google le atribuye va pasando de mal a peor. Es decir, Google asume que el anuncio es de mala calidad y los clics en ese tipo de anuncios te saldrán cada vez más caros.

 

2. Configuración de la campaña de Google Ads

Si alguna vez has gestionado una campaña de Google Ads, seguramente ya te habrás dado cuenta de que no se trata solo de elegir palabras clave y escribir tus anuncios. De hecho, uno de los primeros pasos que muchos gestores inexpertos no se plantean es la definición de objetivos y la configuración de cada campaña en función de los mismos.

Si no quieres que tu presupuesto se esfume antes de arrojar resultados, hay otros ajustes que deberías tener en cuenta antes de activar tu campaña: 

  • Selección de ubicaciones: si tienes un negocio local, no tendría sentido dirigir tus campañas de Google Ads a toda España. Además, seguro que hay algunas zonas en las que te es más rentable prestar servicio ¿has pensado en pujar más por ellas? ¿O en excluir las que no te aportan rentabilidad? Es importante aplicar estos cambios, pero también hacerlo en el momento correcto, cuando ya tienes suficientes datos para tomar una decisión.

 

  • Estrategia de puja: depende directamente de los objetivos que hayas marcado para tu campaña de Google Ads. ¿Quieres conseguir tráfico en tu sitio web? ¿O tus campañas están enfocadas en la venta de productos? En cualquier caso, el Smart Bidding te puede ayudar a mejorar tu campaña, optimizándola para obtener más conversiones. 

 

  • Dispositivos: ¿sueles navegar desde tu móvil, desde una tablet, o tu ordenador? El comportamiento de los usuarios puede variar enormemente dependiendo de una gran variedad de factores. Por ejemplo, puede que en tu sector los usuarios más jóvenes sean propensos a las compras móviles mientras que los de más edad prefieren comprar desde escritorio. O quizás la búsqueda de información se realiza desde el teléfono y la compra se realiza en ordenador. Estudia a tus clientes y crea campañas personalizadas a sus hábitos y necesidades. Para poder hacer un adecuado seguimiento de los distintos dispositivos que utilizan los usuarios (seguimiento multidispositivo), la herramienta debe estar bien configurada.

 

  • Audiencias: Es posible crear audiencias personalizadas vinculando tu cuenta de Google Analytics con la de Google Ads. Así podrás dirigir los anuncios a usuarios específicos dependiendo de su actividad en el sitio web. Para ello, deberás configurar la herramienta para recopilar la información necesaria en base a una serie de criterios: pasos por el embudo de ventas, interacción con el sitio web, envío o no de solicitud de contacto, etc.
 

3. Presupuestos y pujas

La pregunta que todo el mundo suele hacer es: ¿cuánto presupuesto necesito para que mis campañas de Google Ads funcionen? Nos encantaría poder dar una respuesta definitiva en cada uno de los casos, pero siempre tenemos que decir lo mismo: depende. Hay muchas variables a tener en cuenta, ya que no hay dos negocios iguales ni con los mismos objetivos. 

Es cierto que sepuede sacar una aproximación del KeyWord Planner, pero su coincidencia con la realidad será del 50/50, es decir, lo mismo que si nos lo sacamos de la manga, por lo que preferimos no dar falsas expectativas e ir a la realidad: aconsejar según nuestra experiencia con el sector u otros sectores, asignar un presupuesto en función de lo que la empresa puede permitirse, y ver si haría falta más o menos, que también puede ocurrir.

Por este motivo, hacemos un estudio de las circunstancias de cada negocio, lo cual te puede ayudar a hacerte una idea sobre la inversión mínima que deberías hacer para que tu campaña consiga resultados. Pero realmente, hasta que no lleves unas semanas (o incluso meses) optimizando tu cuenta, no tendrás una visión clara del presupuesto que debes invertir para obtener los resultados esperados.

Lo mismo ocurre con las pujas: cada caso es único, ya que dependiendo de la zona en la que actives tus campañas y la actividad de tus competidores, podrías enfrentarte a unos CPC prohibitivos. Si no quieres que todo tu presupuesto se esfume en unos pocos clics, ajusta la puja de forma inteligente.

 

4. Estructura de campaña mal planteada

Una cuenta de Google Ads está estructurada en 4 niveles: cuenta, campaña, grupo de anuncios y anuncios. Como puedes imaginar, la estructura que decides aplicar a tus campañas tendrá un efecto directo sobre la gestión posterior de los anuncios. Determina de qué forma puedes ajustar los presupuestos y las pujas, qué productos anunciarás de forma conjunta, los dispositivos a los que diriges los anuncios, las fechas de inicio o finalización de cada campaña, las horas y días en los que están tus campañas en marcha, etc.

Si tu negocio es especialmente complejo, incluso podrías necesitar varias cuentas para facilitar la gestión. Este sería el caso, por ejemplo, de un ecommerce con presencia en varios países, campañas en varios idiomas y un catálogo de cientos de productos, divididos en decenas de categorías.

 

5. No aprovechar todos los recursos de Google Ads

Aquí hay mucha tela que cortar, ya que los recursos con los que se puede contar en Google Ads están continuamente en aumento. La cuestión es conocerlos bien y aplicarlos de forma correcta.

Te detallamos algunos de los más utilizados, que en muchos casos son prácticamente de aplicación obligatoria:

  • Las palabras clave negativas son la mejor forma de excluir los términos de búsqueda que se comen tu presupuesto pero que, a la hora de la verdad, no te aportan ventas. Para usar tu tiempo de forma eficiente, puedes agruparlas en listas de negativas para aplicarlas al mismo tiempo en varias campañas o grupos de anuncios.
  • Las extensiones de anuncios son uno de estos recursos que no siempre son aprovechados. Existen las de enlace de sitio, texto destacado, extractos del sitio, de promoción, de precios, de ubicación o la extensión de llamada. Así conseguirás que tu anuncio duplique su tamaño y resalte el doble que los de tu competencia.

  • Las reglas y los scripts son fundamentales en nuestra gestión diaria, ya que nos permiten automatizar tareas que nos llevaría horas realizar de forma manual ¡Imagina tener que activar una promoción a las 00:00 en cada ocasión!
  • Los borradores y experimentos de campaña en Google Ads, en los que puedes probar cambios antes de aplicarlos de forma definitiva en tu campaña. Así resuelves tus dudas sobre si cierta estrategia de puja es mejor o peor que otra que tienes en mente.
 

6. Definición y medición de conversiones

Uno de los objetivos más comunes para las campañas de Google Ads es el de conseguir conversiones. Sin embargo, nos encontramos con que no se ha definido que es lo que se considera conversión, o no están configuradas correctamente. ¿Qué es para ti una conversión: ventas, contactos…? ¿Todas tus campañas son para usuarios en la fase final del embudo o tienes en cuenta las conversiones intermedias: pasos del embudo de venta, descarga de documentos…?

En estas campañas sin una medición de conversiones adecuada se suele tener en cuenta la cantidad de clics, el CTR, el CPC, las impresiones, etc. Pero aunque estas métricas son indicadores de que vas por el buen camino, no se trata del objetivo final.

Si crees que tu cuenta de Google Ads no está bien configurada o has detectado alguno de estos errores, podemos ayudarte. Reestructurar y optimizar una cuenta de Google Ads te permite sacar mucho más partido de tu presupuesto para conseguir mejores resultados manteniendo la inversión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Haz una búsqueda

Categorías

Artículos relacionados

Suscríbete a nuestra newsletter

Comparte esta entrada

Suscríbete a nuestra newsletter

  • Utilizaremos tus datos para enviar el boletín informativo. Para más información sobre el tratamiento y tus derechos, consulta la Política de Privacidad
  • Hidden
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.